Cómo curar heridas superficiales en perros y gatos

Nuestros compañeros peludos están expuestos a todo tipo de accidentes, desde pequeños rasguños hasta cortes más profundos. Saber cómo curar una herida en casa puede marcar la diferencia en el proceso de recuperación de nuestras mascotas.

Los accidentes más comunes que pueden provocar heridas leves en nuestros perros o gatos son:

  • Arañazos durante el juego.
  • Cortes accidentales (por ejemplo, por cortarles demasiado las uñas o por pisar cristales durante un paseo).
  • Quemaduras en las almohadillas debido a la sobreexposición al calor en verano.
  • Heridas por caídas.

Es esencial estar preparado para actuar rápidamente y proporcionar los cuidados necesarios en caso de emergencia.

Pasos para tratar una herida leve:

  1. Desinfectar la herida: Antes de aplicar cualquier tratamiento, es crucial limpiar la herida con solución salina para eliminar cualquier suciedad o bacterias presentes en la zona.

  2. Aplicar un antiséptico tópico: Una vez limpia, se puede usar un antiséptico tópico como la clorhexidina o la povidona yodada para prevenir infecciones y favorecer la cicatrización.

  3. Cubrir la herida: Lo ideal es dejar la herida al aire para que se seque, pero si se encuentra en una zona vulnerable o propensa a ensuciarse, es recomendable cubrirla con un apósito y una venda provisional para protegerla de agentes externos que puedan provocar infecciones. Es importante recordar que la venda no debe estar apretada, simplemente sirve para sostener el apósito en su lugar.

  4. Vigilancia y seguimiento: Mantén un ojo atento en la herida durante los días siguientes para asegurarte de que no haya signos de infección o complicaciones. Si la herida continúa sangrando o muestra signos de empeoramiento, es crucial buscar atención veterinaria inmediata.

Consejos adicionales:

  • Si tu mascota intenta lamerse la herida o retirar el vendaje, considera colocarle un bozal o collarín momentáneamente para prevenir complicaciones.
  • En el caso de mascotas de pelo largo, recortar el pelaje alrededor de la herida puede ayudar a mantenerla limpia y prevenir infecciones.

Cuándo acudir al veterinario:

Si la herida es más grave o presenta signos de quemaduras graves, infección o complicaciones adicionales, es fundamental buscar ayuda profesional lo antes posible. Además, si sospechas que la herida podría ser un síntoma de una enfermedad cutánea subyacente, como dermatitis u hongos, es importante consultar con tu veterinario para obtener un diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Quieres saber cómo actuar ante situaciones de emergencia?

Si eres tutor/a de perros y/o gatos te aconsejamos que te inscribas en el curso de “Primeros Auxilios”, impartido por la veterinaria Carolina Jiménez, donde aprenderás las habilidades necesarias para reconocer y actuar adecuadamente frente a situaciones de emergencia que tu fiel compañero pueda tener.
Aprende de forma práctica, clara y sencilla qué hacer si tu mascota ha sufrido una quemadura, si tu perro está respirando con dificultad o si tu gato ha ingerido un producto tóxico. ¡Y mucho más!

Ayúdanos a llegar a más gente ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Has visto nuestros cursos?

No se han encontrado cursos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Formación Animal (Raquel Sánchez).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Artículos relacionados:

Los animales más inteligentes

En la inteligencia interviene la capacidad para memorizar, resolver problemas, conseguir objetivos, adaptarse al propio entorno o incluso la capacidad para tener sentimientos. Los humanos

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad