¡Cuidado! Ya están aquí las orugas procesionarias del pino: Consejos de prevención y tratamiento

Las orugas procesionarias del pino se adelantan cada año más, hasta el punto de ver los nidos en enero y que desciendan del pino a principios de febrero. Estas orugas son las más temidas y peligrosas durante los paseos con nuestros perros, ya que sus pelos urticantes pueden causar serias molestias e incluso poner en grave peligro la salud de nuestras mascotas. Te explicamos unos consejos para que sepas cómo actuar en estos casos:

¿Qué son las orugas procesionarias del pino?

Las orugas procesionarias del pino (thaumetopoea pityocampa) son insectos lepidópteros y se caracterizan por su peligroso efecto urticante en una amplia gama de especies. Son particularmente peligrosas cuando se va el frío del invierno y llega el calor. Por desgracia, esto ocurre cada vez antes debido al cambio climático, por lo que es fundamental estar alerta y tomar medidas preventivas para evitar cualquier encuentro desafortunado.

Es crucial comprender el ciclo de vida de las orugas procesionarias para poder prevenir y abordar adecuadamente cualquier encuentro. Estos insectos pasan por varias etapas, desde la fase de mariposa adulta que deposita los huevos en los árboles (especialmente en los pinos) durante julio y agosto. Cada bolsón puede contener de 100 a 300 larvas. Luego está la fase de larva inmadura (orugas) cuando eclosionan los huevos en septiembre y octubre, pero permanecen en los bolsones y se alimentan de las acículas de los árboles, causando defoliación. Cuando llega el calor (febrero, marzo), empiezan a bajar de los árboles unidas unas con otras formando procesiones, para enterrarse y crisalidar. Finalmente, de la fase de pupa o crisálida salen como mariposas de abril a junio.

Estas orugas se caracterizan porque están cubiertas de pelos urticantes que desprenden cuando se sienten amenazadas. Sorprendentemente, ¡cada oruga puede tener hasta medio millón de pelos! Estos diminutos filamentos contienen una toxina que es responsable del efecto urticante que puede causar graves problemas de salud en nuestras mascotas. Incluso cuando aún no han descendido del árbol y se mantienen en los bolsones, estos pelos pueden desprenderse con el viento y afectar incluso sin que veamos las orugas.

Prevención: El primer paso para proteger a tus mascotas

Estas orugas pueden llegar a generar un verdadero problema de salud pública, tanto para perros como para niños. La curiosidad y la tendencia a oler todo en los perros, les puede llevar a tocarlas o incluso ingerirlas. Por tanto, la prevención es la clave. Hay que evitar pasear en zonas de pinares durante los meses en los que estas orugas están activas en el suelo (principalmente de febrero a abril). Ademas de estar muy pendiente de todo lo que huela nuestro animal. Esto puede reducir significativamente el riesgo de exposición.

NUNCA hay que pisarlas ni molestarlas, porque estos pelos urticantes se pueden liberar y, al soltarse, pueden llegar a zonas más lejanas y provocar reacciones en zonas no cubiertas en la piel de las personas.

Tipos de lesiones y tratamiento inicial

Las lesiones causadas por estas orugas procesionarias pueden ser graves y variadas, por eso hay que estar muy pendientes de sus efectos:

  • Lesiones orales: nerviosismo, deglución rápida, introduce las extremidades anteriores en la boca, hipersalivación, inflamación de lengua e hinchazón de la cara, no puede cerrar la boca, edema por alergia y vómitos (cuidado porque si se atraganta puede llegar a morir)
  • Lesiones cutáneas: Se rasca la zona, inflamación e irritación severa de la zona afectada.
  • Lesiones oculares: blefaritis y queratitis, úlceras
  • Lesiones nasales: rinitis

En casos graves puede llegar a la necrosis del tejido (sobre todo en la lengua).

Ante cualquiera de estos signos, es crucial actuar rápidamente. El tratamiento inicial implica retirar los pelos que se vean con guantes y pinzas, lavar la zona afectada con agua templada (para ayudar a arrastrar los pelos e inactivar la toxina, que es termolábil), y buscar atención veterinaria de urgencia para evaluar y tratar adecuadamente las lesiones.

Nunca frotes la zona afectada, porque puedes romper los pelos y esto liberará más toxina.

La prevención y reconocer estos síntomas es crucial para salvar la vida de nuestros perros. La educación y compartir información al respecto para alertar a otras personas puede evitar que ocurran sucesos de emergencia.

Fuentes: veterinarios y biólogos.

¿Quieres saber cómo actuar ante situaciones de emergencia?

Si tienes perros y/o gatos tienes que hacer el curso de “Primeros Auxilios”, impartido por la veterinaria Carolina Jiménez, donde aprenderás las habilidades necesarias para reconocer y actuar adecuadamente frente a situaciones de emergencia que tu fiel compañero pueda tener.
Aprende de forma práctica, clara y sencilla qué hacer si tu mascota ha sufrido una quemadura, si tu perro está respirando con dificultad o si tu gato ha ingerido un producto tóxico. ¡Y mucho más!

Ayúdanos a llegar a más gente ¡Compártelo!

Facebook
Twitter
Telegram
WhatsApp

¿Has visto nuestros cursos?

No se han encontrado cursos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Formación Animal (Raquel Sánchez).
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a IONOS 1&1 que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Artículos relacionados:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad